Clarice Lispector

Compártelo:

Clarice Lispector nació en Chechelnik (Ucrania) en 1920 y falleció en Río de Janerio en 1977.
Su estilo introspectivo y sumamente original la consagró como una de las voces más exquisitas de la literatura no solo americana, sino universal.
Dueña de una belleza y una personalidad imponentes, Clarice buscaba adentrarse con sus textos en la profundidad de los sentimientos y las sensaciones humanas.
Vivió en Brasil desde los 2 meses de edad. Río de Janeiro fue la ciudad que caló más hondo en su personalidad, si bien su infancia transcurrió en Recife. A los 21 años publicó su primera novela, Cerca del corazón salvaje. Desde entonces, no dejó de publicar cuentos y novelas, principalmente para el público adulto.
En 1963 dio a conocer la que es considerada su obra maestra, la novela La pasión según G.H. Otros títulos fundamentales de su producción son Lazos de familia, La manzana de la oscuridad, La ciudad sitiada, Agua viva, Un soplo de vida, Un aprendizaje o el libro de los placeres y La hora de la estrella, novela que escribió poco antes de morir.
“Cuando aprendí a leer”, contó Clarice en su última entrevista, “devoraba los libros y pensaba que eran como un árbol, como un bicho, algo que nace. No sabía que había un autor detrás de todo. Luego descubrí que era así y dije: ‘Yo también quiero’. En el Diário de Pernambuco, los jueves, publicaban cuentos infantiles. Yo no me cansaba de mandar mis cuentos, pero nunca los publicaban, y sabía por qué. Porque los otros decían: ‘Érase una vez y esto y lo otro...’. Y los míos eran sensaciones.”
Entonces era apenas una niña, lectora apasionada de Monteiro Lobato. Andando el tiempo tuvo dos hijos, Pedro y Paulo, y escribió para ellos –seguramente en esa máquina de escribir que colocaba en sus rodillas, como nos muestran sus fotos– algunos cuentos y leyendas tan originales, diferentes y no convencionales como sus obras para adultos.