LYSSA KAY ADAMS


LYSSA KAY ADAMS leyó su primera novela romántica cuando era bastante jovencita (la sacó de la colección de su abuela).
Después de una larga carrera periodística en la que tuvo que escribir demasiados finales tristes, decidió volver a las historias
que garantizaban un «felices para siempre». Los libros de Lyssa son divertidos, adorables y un poco desgarradores, y están
protagonizados por mujeres que siempre tienen la última palabra, hombres que se atreven a llorar y perros. Muchos perros.
Lyssa vive en Michigan con su marido, su hija y un maltés mimado que adora que lo acunen como si fuera un bebé. Cuando
no está escribiendo, está cocinando o llevando a su hija a algún sito. O acunando al perro.