Claudio Olijavetzky

Compártelo:

Su pasión por la cocina arranca en su niñez de la mano de su abuela. A los 7 años ya pasaba los fines de semana como aprendiz de un panadero amigo de su familia. Trabajó en restaurantes y en una fábrica de pastas hasta que descubrió a quien fue su maestro: el chef Ariel Rodríguez Palacios, director del Instituto Argentino de Gastronomía (IAG), donde Claudio fue primero alumno y actualmente es docente en el área de Panadería y Pastelería, dirigida por el chef pastelero Osvaldo Gross.